domingo, 5 de junio de 2011

Apuntes rítmicos de un dueto acompasado

Me miras,
te miro;
me sonríes,
me extraño.
Me pones una cara,
con otra interrogo;
me sonríes de nuevo,
por dentro me ahogo.

Te pregunto si te pasa algo,
me contestas con nada.
Nada es tu mirada en punto muerto,
tus ojos algo humedecidos,
tu silencio que habla de tu "ruido".
Te vuelvo a preguntar si te pasa algo,
me insistes con nada.
Pero sigues mirándome, y me sonríes,
y te sigo mirando preocupado pero encantado
de verme en tus ojos reflejado.

Me rozas,
y te quedas quieta.
Quizá no te des cuenta,
pero tocando tu brazo al mío,
escuchar es todo un desafío.

Y jugamos a decirnos poco
a mirarnos mucho,
a separarnos un tanto.
Y hablarnos mucho
con los ojos, mientras los labios
pasan a la espera del silencio de silencios,
del sabor más puro de los mundos,
la conjetura de nuestras cabezas que con silencio
intentan por mí adivinarte y por ti ¿esperarme?.

Si esta tensa duda se resolviera...
si no dudases en que lo que quieres es
en que lo que quiero es lo que es,
Si tú con mi ojos te vieras...

3 comentarios:

CaleX dijo...

Genial descripción de una escena y de unos sentimientos conocidos. Disfrutar de esa calma que llega antes de la tormenta. Me gusta mucho la frase "pero tocando tu brazo al mío escuchar es todo un desafío". Muy buena hermano, y bonito título

Elena dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=BH-APqPR8vY

LaNiñaMariposa dijo...

Bonito! feliz san juan y besos de mariposa! Lindo!

Publicar un comentario

Todo comentario y/o reflexión será bienvenida. Ahora bien, yo no te he insultado y te respeto. Espero que sea recíproco. Muchas gracias.